NACIÓN

Alza de contagios en México y “AMLO no ha estado a la altura”: The Economist

The Economist resaltó que los casos por la llegada de Ómicron a México han aumentado diez veces desde diciembre

  • REDACCIÓN
  • 21/01/2022
  • 10:04 hrs
  • Escuchar
Alza de contagios en México y “AMLO no ha estado a la altura”: The Economist
Según el rastreador de exceso de muertes de The Economist, 600,000 mexicanos más han muerto desde marzo de 2020 de las que normalmente se han esperado. (Cuartoscuro)

El que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador ensalzara las virtudes del Vick VapoRub para tratar su “covidcito” es un enfoque tan indiferente a los datos mostrados respecto al virus, pues el número de casos oficiales en México, que no se cuentan, han aumentado, dice el texto Ómicron llega a México” de The Economist.

A pocos días de que al presidente de México le diera de nueva cuenta covid-19, el periódico recordó que los casos por la llegada de Ómicron a México han aumentado diez veces desde diciembre, así como las pruebas covid ahora son tan escasas que a la gente se le ha dicho suponer que tienen la enfermedad.

Según el rastreador de exceso de muertes de The Economist, 600,000 mexicanos más han muerto desde marzo de 2020 de las que normalmente se han esperado. “Es decir, es una proporción mucho mayor que en los Estados Unidos Unidos o Brasil”, dice la publicación de The Economist.

Además, “4,500 trabajadores de la salud han muerto, posiblemente un mayor número que en cualquier otro lugar. Ahora Ómicron está arrasando en el país. Los funcionarios dicen que el creciente número de casos no conduce a más hospitalizaciones o muertes. Es demasiado pronto para hablar de esto último; lo primero no es cierto”, dice el texto.

Como prueba de lo anterior, The Economist asegura que, entre mediados de diciembre y mediados de enero han aumentado los ingresos hospitalarios, mientras que unas 179 instalaciones informan que más del 70% de sus camas están llenas.

Pero México usa una gama de vacunas como Sinovac y la Sputnik V, que ofrecen una baja protección contra el virus

La publicación señala que, los mexicanos son vulnerables porque, aunque en promedio son bastante jóvenes, el 75% de los mayores de 15 años tienen exceso de peso y el gobierno tiene un pobre historial de lucha contra la covid.

“De alguna manera, México ofrece lecciones sobre cómo no lidiar con un virus mortal. Sólo cerró durante dos meses al comienzo de la pandemia, la mitad de la población trabaja informalmente; al gobierno le faltaba los fondos para pagar a todos para que se queden en casa. En cambio, enfatizó la responsabilidad personal”.


“En 2020 el 67% de los mexicanos dijeron que usaban cubrebocas regularmente, en comparación con 63% de los estadounidenses.  Para la mayor parte del pasado, dos años, la gente podía meterse en gimnasios o restaurantes, pero las escuelas estuvieron cerradas por 17 meses. Los niños, especialmente los pobres, perdieron mucho aprendizaje, y presumiblemente encuentran más difícil tener éxito en la vida posterior”, dice el texto.

“Mantener la mayoría de las cosas abiertas convenía a López Obrador, un halcón fiscal". The Economist también afirmó que, México gastó menos que cualquier otro mercado emergente en apoyo relacionado con la pandemia, pues según el FMI el gobierno gastó el 0.65% de PIB en dádivas, en comparación con el 9% en Brasil y 4% en India.

“Esto pudo haber colocado a México en una mejor posición fiscal. Al mismo tiempo, muchos negocios quebraron, y en el primer año de la pandemia, casi 4 millones de personas cayeron en la pobreza”.

El país nunca cerró sus fronteras. Los visitantes podían entrar y salir sin tener que blandir una prueba de covid negativa o una prueba de vacunación. Funcionarios mexicanos afirman, con alguna justificación, que sería difícil sellar sus porosas fronteras

Asimismo, “el Gobierno también quiere fomentar el turismo, que genera casi el 9% del PIB del país. El gobierno trató de aumentar la capacidad hospitalaria. Los barrios se convirtieron en aumentar el número de camas disponibles. Más se compraron ventiladores y más enfermeras, la expansión ayudó, pero el enfoque debería haber estado en la prevención, sobre todo porque el sistema de salud ya está en mal estado”.

Cuando López Obrador llegó al poder en 2018 se comprometió a reemplazar este sistema con uno que era a la vez universal y libre, similar a la de Gran Bretaña. Él desechó Seguro Popular y creó el Instituto de Salud para el Bienestar, que dijo que cubriría todos y cada tratamiento, también dijo erradicaría la supuesta corrupción. La realidad no ha estado a la altura de las expectativas. A pesar de las promesas del presidente, el nuevo sistema no cubre todos los tratamientos

MJP