MUNDO

“Casi choco con una de esas cosas”: ovnis y la Marina de EU

A finales de 2014, un piloto de la Marina estuvo a punto de chocar con un ovni; algunos de los encuentros se registraron en video

  • REDACCIÓN
  • 29/05/2019
  • 21:17 hrs
  • Escuchar
“Casi choco con una de esas cosas”: ovnis y la Marina de EU
Estos son los testimonios de los pilotos que avistaron las extrañas naves. (Especial)

Entre mediados de 2014 y marzo de 2015, pilotos de la Marina de Estados Unidos avistaron casi de manera diaria la presencia de objetos voladores no identificados, mejor conocidos como ovnis. De acuerdo a lo reportado por The New York Times.

Los elementos de la Marina reportaron a sus superiores que no lograron visualizar algún motor en las aeronaves vistas, además de que no emitían gases de escape. Los sensores infrarrojos de los aviones de los estadounidenses detectaron que los ovnis se encontraban a una altura mayor a los 9 mil metros, y la velocidad a la que se movían era hipersónica.

TE PUEDE INTERESAR: Ayuda, ¿dónde estoy?, dice joven que asegura estar en otra dimensión (Videos)

El teniente Ryan Graves, piloto de aviones caza F/A-18 Super Hornet, informó sobre esto tanto al Pentágono como al Congreso de Estados Unidos.

Mantener a flote alguna aeronave requiere de una cantidad importante de energía. Con las velocidades que observamos, doce horas a flote son once horas más de lo que uno esperaría”, dijo a NYT.


Los reportes también señalan que a finales de 2014, uno de los pilotos estuvo a punto de chocar con uno de estos objetos voladores. Cabe destacar que algunos de los encuentros se registraron en video.

Por su parte, el Departamento de Defensa no asegura que se trate de naves extraterrestres, al igual que la mayoría de los expertos y los marinos que los vieron flotar sobre Virginia y Florida tras despegar del portaaviones USS Theodore Roosevelt.

Este año, la Marina envió los nuevos lineamientos para reportar este tipo de eventos. 

Los avistamientos de 2014 y 2015 se registraron mediante el Programa Avanzado de Identificación de Amenazas Aeroespaciales del Pentágono. De acuerdo al análisis, Luis Elizondo, oficial de inteligencia militar que dirigió el programa hasta 2017 afirmó que se trata de “una serie de incidentes notables”.

EXPLICACIONES LÓGICAS

De acuerdo con Leon Golub, del Centro Harvard-Smithsonian para la Astrofísica, la posibilidad de que efectivamente sean naves de otro mundo es muy baja. De hecho, competiría con otras explicaciones mundanas poco probables.

Entre otras explicaciones se estiman fallas en el código o sistemas que muestran las imágenes en radares, efectos atmosféricos, reflejos o desgaste neurológico por los varios datos que hay durante un vuelo de alta velocidad.

LSR TE RECOMIENDA: Revelan más de “El Chapo” sobre abuso sexual de menores y OVNIS

LO QUE LOS MARINES VIERON

A mediados de 2014, Ryan Graves y Danny Accoin, otro piloto de Super Hornet. Ambos se congregaban en el escuadrón VFA-11 “Red Rippers” en la estación naval Oceana, en Virginia.

Los pilotos, acompañados de otros tres que pidieron anonimato a NYT, empezaron a notar los objetos a raíz del cambio del sistema de radar con el que contaban en la estación. Se pasó de uno que databa de los años ochenta por uno más avanzado. En primera instancia, los pilotos pensaron que se trataba de registros falsos de radar.

“La gente ha visto cosas muy raras en aviones militares desde hace décadas”, expone Graves. “Estamos haciendo esta misión muy compleja de pasar de 9000 metros a una bajada en picada. Sería algo muy destacable que realmente hubiera algo ahí”, detalla.

De acuerdo con los pilotos, las naves no identificadas aceleraban y se detenían indiscriminadamente, después alcanzaban velocidades hipersónicas, no importaba si estaban a 9 mil, 6 mil metros de altura o a nivel del mar.

INTERACCIÓN CON LOS OVNIS

Por su parte, el Marín Alcoin ha declarado que tuvo dos interacciones con las naves: luego de observar a través de su radar la presencia del objeto volador, se acercó a él con su avión. Pese a volar 300 metros debajo del objeto que el dispositivo marcaba, la cámara de su casco no pudo captar alguna imagen clara para saber lo que era.

Al cabo de uno días, el piloto centró al objeto extraño en la mira de un misil para entrenamiento. “Sabía que lo tenía ahí, que no era un indicador en falso”, comenta, aunque asegura que no pudo verlo directamente.

No obstante, para finales de 2014, los pilotos comenzaron a ver las naves con sus propios ojos.

“Casi choco con una de esas cosas”, dijo uno de sus compañeros, con cara de asombro, al teniente Graves.

Los pilotos se encontraban volando a unos 30 metros de distancia sobre el Atlántico. De repente, algo voló en medio de ellos. De acuerdo con lo dicho por el piloto a Graves, la nave parecía como una esfera que rodeaba a un cubo.

Ante la experiencia, los aviadores levantaron un reporte de seguridad de aviación.

“Pasó de un posible programa clasificado de drones a ser un tema de seguridad”, afirma Graves, pues sólo era cuestión de tiempo para que sucediera una colisión en el aire.

No obstante, los elementos de la Marina de EU no saben qué es a lo que enfrentaron, pues les resulta extraño la rapidez en que estas naves se mueven. Sin embargo, Graves dice: “La velocidad no es lo que te mata (…) sino detenerte o acelerar así”.

En adición, la extrañeza se agudiza al tomar en cuenta que se trata de vehículos que parecen no tener motor algún tipo de escape.

djh