LA CADERA DE EVA

¿Qué es el perrito vaginal y cómo llevarlo a cabo para mayor placer sexual?

Esta técnica sexual que puede ayudarte a vivir orgasmos más intensos, pero dominarlo no es algo sencillo

  • REDACCIÓN
  • 24/11/2021
  • 11:00 hrs
  • Escuchar
¿Qué es el perrito vaginal y cómo llevarlo a cabo para mayor placer sexual?
Qué es y cómo dominar el perrito vaginal. Foto: Pexels

¿Alguna vez has escuchado hablar sobre el perrito vaginal? Se trata de una práctica sexual que puede mejorar el placer y los orgasmos. Dominar el perrito vaginal requiere práctica, aquí te decimos cómo lograrlo.

No conocer nuestro cuerpo provoca que nos perdamos de las múltiples experiencias que podemos vivir a través de él. En lo que concierne a nuestras partes íntimas, la vergüenza de preguntar o investigar puede estar ocultando experiencias y sensaciones únicas.

Nadie se convierte en experto o experta sexual en su primera vez,  algunas técnicas sexuales requieren la práctica constante de algunos ejercicios para poder dominarlos, ese es el caso del perrito vaginal

Lee: Lo que todas debemos saber de nuestros labios vaginales

¿Qué es el perrito vaginal?

El perrito vaginal es una técnica sexual que ha cobrado popularidad recientemente. Se trata de la contracción de la zona perineal de la vagina que pueden llevar a cabo algunas mujeres de manera voluntaria cuando llegan al orgasmo

Esta técnica sexual desconocida fue nombrada así porque si el pene se encuentra dentro de la vagina cuando se realizan las contracción, los hombres sienten una “lamida”. Sin duda, un nombre más adecuado y menos extraño le vendría bien. 

Lee: ¿Cómo lavar tu vagina?

Aunque es una práctica que las mujeres realizan para brindar un extra de placer al hombre, también es una experiencia placentera para ellas. Después de llegar al orgasmo las sensaciones provocadas por la contracción pélvica pueden alargar el placer

¿Cómo dominar el perrito vaginal?

Primero que nada es necesario ubicar el suelo pélvico, los famosos ejercicios de Kegel pueden ayudarte a encontrar y fortalecer esa zona. 

Una forma fácil de ubicar los músculos de la zona pélvica es sentarte y toser fuertemente, la zona debajo de la pelvis que se mueve cuando toses es el periné. También, cuando haces pipí y detienes el chorro, los músculos que utilizas se encuentran en el suelo pélvico

Ejercitarte para lograrlo

En definitiva estos no son los músculos que ejercitamos en el gimnasio, pero la gimnasia íntima puede ayudarte a fortalecerlos y tomar el control en la cama.

La meta es contraer el periné sin contraer el abdomen, los glúteos o los muslos. Dominarlo puede llevarte tiempo, pero seguro que valdrá la pena.

Ya sea que te encuentres sentada, parada o incluso de rodillas, lo más importante es que realices las contracciones en la zona que previamente identificaste como tu suelo pélvico.  Intercalar entre contracciones rápidas y lentas te harán una experta. 

Lee: Hablemos de gases vaginales, ¿qué son y cómo prevenirlos?

Una ventaja de los ejercicios de Kegel o ejercicios de la pelvis, es que puedes practicar la contracciones en cualquier lugar y nadie va a notarlo. No hay pretexto para no empezar a ejercitar esa zona y disfrutar cosas nuevas en la intimidad.

Orgasmos más intensos y otros beneficios

Prestarle atención a la ejercitación de tus músculos íntimos no sólo ayudará a que tu pareja disfrute, sino que también puede ayudarte a vivir orgasmos mucho más intensos. 

Por otra parte, los ejercicios para dominar el perrito vaginal pueden ayudarte contra la incontinencia urinaria y la caída de útero.