ESTADOS

Mónica, víctima de 11 compañeros; impunidad en violencia digital

En 2019 denunció que 11 compañeros de clase difundieron un video íntimo; autoridades educativas no hicieron nada y fiscalía los exoneró

  • CLAUDIA ARRIAGA/CORRESPONSAL
  • 20/01/2022
  • 20:10 hrs
  • Escuchar
Mónica, víctima de 11 compañeros; impunidad en violencia digital
En 2019 denunció que 11 compañeros de clase difundieron un video íntimo; autoridades educativas no hicieron nada y fiscalía los exoneró. Foto Claudia Arriaga

MÉRIDA.- Actualmente en Yucatán no existe ninguna persona sentenciada por cometer delitos digitales. Mónica tenía 16 años cuando 11 compañeros de clase sustrajeron un video íntimo de una conversación de Facebook y lo difundieron. El martes, la colectiva Sororidad Anáhuac destapó una red de estudiantes que comparten contenidos íntimos de mujeres por Telegram, de las Anáhuac Mayab, de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) y la Marista.

TAMBIÉN LEE: Denuncian ciberacoso en Yucatán

Al igual que a Mónica, las jóvenes del grupo, llamado “Zorritas de la UAM”, fueron violentadas dentro de la institución educativa.

En su momento, ella pidió ayuda a la directiva de la preparatoria y lo único que hicieron fue confrontarla con sus agresores. La impunidad de estos 11 estudiantes fue tal que, incluso, formaron el grupo de Whatsapp “Licenciados en molestar” (Lem). En 2019, Mónica denunció pero la Fiscalía General del Estado (FGE) determinó el ejercicio de la no acción penal. 

Este miércoles, un grupo de mujeres salió a pedir castigo para los agresores. La protesta fue en la Antimonumenta, ubicada en el Remate de Paseo de Montejo.

Ya quedó claro que las autoridades no han hecho nada por ella, ni las víctimas de violencia digital. Queremos justicia, que tengan un castigo, no pedimos más. Para Mónica esta lucha es muy difícil, ha intentado suicidarse, quería tirar la toalla, no fue algo fácil, han atacado a su familia y a ella misma en la escuela, en clases en línea”, dijo una de sus amigas que fue a protestar

Este lunes, un juez determinará si las autoridades deberán seguir adelante con la investigación o dar carpetazo.

En lo que respecta al grupo de Telegram, en donde más de mil 280 usuarios -se cree que son estudiantes- comparten contenidos íntimos, las estudiantes y colectivas pidieron acciones de las Universidades. 

Además, después de denunciar la existencia de esta red, Sororidad Anáhuac recibió amenazas.

“Se y entiendo muy bien que, por la cantidad de personas involucradas, por las universidades y por el poder que esas personas tienen, las están amenazando, han eliminado sus cuentas, las fotos que tienen ahí y la verdad es que no es justo que, al alzar la voz, ellas tengan que estar asustadas, que tengan miedo”, comentó la representante del Frente Nacional para la Sororidad en Yucatán.

Por su parte, la directiva de la Anáhuac Mayab señaló que colaborarán con las autoridades para esclarecer los hechos y que los involucrados podrían ser expulsados.

Por su parte el rector de la Universidad Autónoma de Yucatán, José de Jesús Williams, declaró que la Fiscalía estatal abrió de oficio una carpeta de investigación a partir de la denuncia pública.

Ambos comunicados fueron a través de redes sociales.

Hasta octubre de 2021, la FGE recibió 7 denuncias por el delito de la imagen personas y 2 por la intimidad personal. 

EXIGEN CASTIGO A MIEMBROS DE RED DE CIBERACOSO

Estudiantes de la Universidad Anáhuac Mayab en Yucatán protestaron para exigir castigo en contra de quienes integraban el grupo de Telegram “Zorritas de la UAM”. A la par, denunciaron que la violencia de género dentro de las aulas no es nueva y que la escuela nunca las ha ayudado, ni ha castigado a los agresores.

Una de las jóvenes, integrante de la colectiva Violetas de la Anáhuac, declaró que hace dos años vivió violencia digital y bullying, al punto que recibió amenazas de muerte. En aquel entonces, buscó apoyo de la universidad, envió una carta a la directiva y presentó pruebas, pero nadie hizo nada. Intentó suicidarse.

“Un grupo de hombres, no todos son de la universidad, unos son de la Marista y otros de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), pero específicamente hay dos que específicamente están en la Mayab, mandaban fotos de mi cara, no eran fotos íntimas, pero era de mi Instagram”, relató la denunciante, quien pidió reservar su identidad.

Se burlaban de mí, mandaban capturas de pantallas de mi Twitter, de publicaciones en Facebook y decían que me querían matar, que me iban a desaparecer y hacían chistes sobre asesinarme. Obviamente me dio mucho miedo seguir estando en la Mayab, cerca de estas personas. Hice la denuncia correspondiente, envié un correo con capturas, pruebas y nunca pasó nada


Sus agresores se graduarán este año, nunca tuvieron castigo. En cambio, ella se vio forzada a convivir con ellos, se los encontraba en los pasillos, lo que le provocaba crisis de ansiedad, además de miedo.

NO EXISTEN DENUNCIAS

A otra de las estudiantes le preocupa que la Universidad solo está realizando una simulación. Publicar un comunicado “es lo menos que podía hacer”, sentenció la joven; recordó que la violencia digital no se persigue de oficio y ninguna de las estudiantes ha denunciado al grupo de Telegram ante la Fiscalía General del Estado (FGE).

Otro detalle importante es que no existe certeza de quiénes y cuántas fueron las mujeres violentadas.

Este es un delito que no se persigue de oficio, es un delito que requiere forzosamente que, quien ha sido víctima, denuncie para que ahora sí la Policía Cibernética y la Fiscalía puedan proceder


Criticó que la Anáhuac Mayab tiene los recursos para hacer una estrategia efectiva de comunicación, en la que invite a las y los estudiantes a denunciar; tanto a quienes crean que fueron violentadas, cómo a los que puedan dar información de los más de mil integrantes.

El hecho de que no haya una política que invite a las personas a sentirse seguras, a levantar la denuncia, a saber, que tienen un espacio que les va a dar asesoría jurídica, pues a lo mejor alienta un poco las cosas


SIN NOTICIAS DE LA COLECTIVA SORORIDAD ANÁHUAC

De la colectiva Sororidad Anáhuac no se tienen noticias, la agrupación que surgió únicamente para denunciar esta red de Telegram cerró su cuenta de Instagram. Lo último que les indicaron es que recibieron amenazas, que los agresores ya conocían sus horarios y salones de clases. Las jóvenes están preocupadas y esperan tener pronto noticias de ellas.

De la denuncia colectiva, las estudiantes de la Anáhuac Mayab se organizaron por primera vez para protestar en contra de la violencia de género que se vive dentro de las instalaciones.

Este miércoles se dio a conocer que la Fiscalía General del Estado (FGE) inició de oficio una investigación relacionada con una red de ciberacoso que involucra a cientos de usuarios de al menos tres universidades de la entidad, dos de ellas privadas y católicas, y cuyo caso salió a la luz ayer en redes sociales. 

A través de sus redes sociales, el colectivo Sororidad Anáhuac denunció un grupo de chat en la aplicación de mensajería Telegram, de mil 280 usuarios de la Universidad Anáhuac Mayab, llamado “Zorritas de la UAM” en el que se comparten fotos y videos de contenido sexual de mujeres.

 

 



rst