ESTADOS

Las 8 denuncias de María contra su esposo no evitaron su feminicidio

El crimen de género, el primero ocurrido en Yucatán en 2022, ocurrió a pesar que una patrulla debía custodiar la casa de la víctima

  • CLAUDIA ARRIAGA
  • 18/01/2022
  • 12:56 hrs
  • Escuchar
Las 8 denuncias de María contra su esposo no evitaron su feminicidio
La penúltima agresión contra la joven de 31 años, inició el 31 de diciembre (del 2020) y finalizó el 1 de enero de este año; él intentó quemar la casa con ella adentro. (Especial)

PROGRESO.- María Joaquina Canul López denunció en ocho ocasiones a su esposo Sergio E.O.M.,de quién estaba separada, pero nadie la ayudó. El 1 de enero, acudió por última vez a la agencia de la Fiscalía General del Estado (FGE) en Progreso para pedir la intervención de las autoridades. Dos semanas después, el 15 de enero, fue víctima de feminicidio

El crimen de género ocurrió a pesar que existía una medida de protección. Se supone que una patrulla debía custodiar su casa, ubicada en la comisaría de Flamboyanes del municipio de Progreso. Además, días antes de ser asesinada, María le reclamó a las autoridades su falta de apoyo.

PUEDES LEER: Pedro violó a su sobrina por 4 años, sigue libre; acusa familia y exige justicia

“El miércoles que fuimos al Ministerio Público mi hija les gritó [Ustedes ahorita no me quieren ayudar, pero ya cuando sea feminicidio, me van a poner en un periódico cuando ustedes me pueden ayudar]. En realidad, no nos ayudaron”, lamentó en entrevista su madre, la señora Ana María López Basto.

(Ana, madre de María)

La penúltima agresión contra la joven de 31 años, inició el 31 de diciembre (del 2020) y finalizó el 1 de enero de este año. Él intentó quemar la casa con ella adentro, arrojó un pedazo de tela al que le había prendido fuego. Luego la golpeó. 

No conforme con haberla golpeado días antes, el martes 4 de enero, Sergio aprovechó que María salió a trabajar e ingresó a la casa. Rompió un televisor, dañó el auto, la puerta y robó el cuchillo con el que asesinaría a la mujer de 31 años. También se notificó a las autoridades.

María y su madre, incluso, pensaron en acudir a la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán (Codhey), con la esperanza que de una vez por todas arrestaran a Sergio. Pero un oficial les dijo que no les harían caso, que la corporación podía comprobar que estaba haciendo su trabajo.

(Sergio, esposo y presunto feminicida de María)

“El agente del Ministerio Público me dijo que podíamos ir y me enseñó un papel, que con eso estaban respaldados de que hacían su trabajo, que podían demostrar que nos daban custodia 24 horas, que la patrulla debería estar 24 horas parada afuera de la casa. dando custodia una patrulla está yendo a ver , y debe estar parada en la casa ahí 24 horas. Yo desde que denuncié solo una vez me fue a ver la patrulla y a mi hija dos veces”, declaró Ana.

Para doña Ana, los policías y en general todas las autoridades siempre protegieron al feminicida de su hija. No era un secreto que él se dedicaba a la venta de drogas en la comisaría de Flamboyanes del municipio de Progreso. 

María recibió dos visitas de las patrullas que supuestamente la cuidaban, con una tuvo una mala experiencia. El oficial que fue a su casa la grabó y puso en duda sus declaraciones. De esa agresión que la cuestionó, la joven y su madre tenían videos, los cuales les dijeron se los recibirían hasta el 25 de enero.

La joven nunca tuvo la protección del Estado y ayer lunes, Ana veló a su hija en compañía de sus cinco nietos -hijos de María- y su familia. 

Sergio, de 39 años, entró a la casa de María para asesinarla junto con un amigo. El Servicio Médico Forense (Semefo) determinó que ella falleció por traumatismo torácico secundario a herida por arma blanca; mientras que Ebenezer C.D. de traumatismo traqueal secundario a herida por arma blanca. La información fue proporcionada por la FGE. 

MARÍA TAMBIÉN FUE VÍCTIMA DE OTRAS VIOLENCIAS

En los últimos meses del 2021, Sergio le robó a María 20 mil pesos que eran de su trabajo en una financiera. La señora Ana fue testigo, pero no les creyeron. Denunciaron y una vez más fueron ignoradas. 

Un conocido de la joven que trabajaba en la FGE, les dijo que las podría ayudar, pero de manera abrupta se disculpó porque ya no lo haría. Nunca les dio alguna explicación, creen que lo amenazaron. 

“Una tarde me llamó un agente de apellido Pino, mi hija no le dió mi número ni su otro amigo. Ese agente me amenazó, me dijo que si declaraba mentiras era un delito, que si yo estaba segura que lo vi; entonces, escuché que Sergio estaba a lado de él. Me intimidaba para que cambie de versión”, narró entre lágrimas.

Y en junio, apuñaló siete veces al hermano de la señora Ana, tío de María. La familia se encontraba durmiendo en una casa del municipio de Seyé. La denuncia se interpuso en la agencia de la FGE de Kanasín. Sin embargo, cuando el agredido fue a pedir informes, no apareció la carpeta de investigación. 

María buscó ayuda muchas veces, no la obtuvo y a 15 días de iniciar el 2022, se convirtió en la primera víctima de feminicidio en Yucatán. Su madre, ahora solo exige justicia, está enojada porque ninguna autoridad las ayudó.

“Están sentados ahí cobrando y cobrando, y a parte les cobran a los delincuentes que cubren.

Son unos ineptos, unos corruptos, unos buenos para nada, que no están para ayudar a la sociedad. Están sentados allí cobrando y cobrando, y a parte cobran a los delincuentes que cubren. Si tan solo nos hubieran orientando vayan a tal parte, a tal lado. Nosotros no conocemos cosas de Mérida, pero ellos sí saben. Si no nos quieren hacer caso, pues nos hubieran dicho vayan a tal dirección”, reclamó. 

A través de sus redes sociales, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) informó que Sergio fue arrestado. Se le imputan los delitos de feminicidio agravado en contra de su esposa María y homicidio calificado de Ebenezer C. D.


(djh)